Inicio Actualidad Con peregrinación en el año Jubilar de la Misericordia, Diócesis de Arauca...

Con peregrinación en el año Jubilar de la Misericordia, Diócesis de Arauca celebrará el Día del Docente

61
Compartir

Una peregrinación en el año jubilar de la misericordia realizará este sábado 7 de mayo la Diócesis de Arauca para celebrar el Día de los docentes de los siete municipios araucanos y de los municipios de Chita, La Salina, Cubará y Gibraltar que también hacen parte de esta jurisdicción eclesiástica.

Para el Padre Luis Fernando Millán Malpica, delegado de pastoral educativo y supervisor de educación en el municipio de Arauquita, el objetivo es celebrar en el marco del año de la Misericordia, el jubileo de los maestros que prestan sus servicios a la educación, mediante la peregrinación al Santuario Mariano Diocesano de la Negrita del Piedemonte y la Sabana, realizando el ‘Vía Lucis’o Camino de la Luz, para resaltar el valor sagrado de la vida y la misión del docente como Profeta de la Luz.

Sostuvo que como Diócesis se quiere insistir en el valor de la vida, por ello se realizará el ejercicio piadoso del Vía Lucis con sus 14 estaciones que inicia en Arauca con la primera, denominada: Jesús resucita de la muerte, en el monumento a la Virgen, vía cementerio, a las 5 de la mañana y se busca llegar a las 11 de la mañana al Santuario, ubicado en la vereda Palmarito, de Fortul.

Las estaciones tendrán lugar en cada punto de los municipios participantes y culminará, la Décima Cuarta Estación: El resucitado envía el espíritu santo, en la capilla del Monasterio de las Hermanas Pobres de Santa Clara.

“Lo importante es participar con las familias de los docentes conscientes de que en la tierra somos peregrinos y estamos de paso y mientras estemos por estas bellas tierras debemos dejar una buena huella como lo venimos haciendo desde la educación, educando en el amor, en el perdón, en la reconciliación y en la paz”, comentó el Padre Millán Malpica.

Recomendó a los asistentes que vayan dispuestos  a participar activamente en la larga jornada que requiere de una preparación interna y externa, pues los asistentes deberán portar zapatos cómodos y dispuestos al barro, sombrillas, agua y su propio menaje ya que el lugar está retirado del centro de Fortul.

Compartir

Dejar una respuesta